Bienvenidos a Cinefantástico

Películas de Fantasía, Ciencia Ficción y Horror

Double Negative

Genios de los efectos visuales

Hereditary

El horror está en casa

Santo contra la invasión de los marcianos

Insólita aventura interplanetaria

Mike Elizalde

Talento orgullosamente mexicano

domingo, 6 de enero de 2019

ROALD DAHL EN LA FÁBRICA DE SUEÑOS


***Texto de mi autoría publicado originalmente en el Blog de la Biblioteca Vasconcelos.


La frescura, el juego de palabras, los términos inventados y la personalidad de los personajes, fueron en palabras del director Steven Spielberg, el motivo para adaptar a la pantalla grande el cuento infantil Mi amigo el gigante de Roald Dahl. No solo el otrora realizador de películas como Tiburón y La lista de Schindler ha sucumbido al encanto de la maravillosa obra del autor galés próximo a cumplir 100 años; en la lista se encuentran también cineastas como Tim Burton y Wes Anderson. 
Es difícil imaginar que Roald Dahl, reconocido sobre todo por sus fábulas dirigidas al público infantil - aunque también ha escrito cuentos para adultos- haya iniciado su carrera en televisión a principios de los años cincuenta en series como Suspenso con Boris Karloff y Alfred Hitchcock presenta.
Fue hasta 1967 que Roald Dahl comenzó su carrera en el cine cuando fue elegido para escribir el guión de Solo se vive se vive dos veces, quinta película de la franquicia de James Bond. Dado que la novela de Ian Fleming que daba título a la película no convencía del todo a los productores, Dahl tuvo toda la libertad creativa para modificar la historia a su gusto, siempre y cuando respetara la fórmula que había hecho del 007 un icono del cine de acción. El resultado fue una aventura que tuvo más elementos fantásticos que sus predecesoras: naves espaciales, un helicóptero portátil, un arma secreta para escalar paredes, etc. Para Roal Dahl fue una experiencia muy divertida y para la productora significó otro éxito de taquilla.

Tras la decepción provocada por la malograda película Chity Chity Bang Bang, basada en el único cuento infantil escrito por Ian Fleming sobre un coche volador y de la cual Dahl se ocupó nuevamente del guion  -mismo que dijo no fue respetado por el director-  confesó su negativa a participar nuevamente en el cine.
Sin embargo, en 1971 fue él mismo Roald Dahl, quien adaptó su libro Charlie y la fábrica de chocolate a la pantalla grande con el nombre de Willy Wonka. Sería la primera vez que los espectadores tendrían la oportunidad de conocer el universo fantástico del autor en todo su esplendor. Willy Wonka es el dueño de una fábrica colosal de golosinas a la que solo a cinco afortunados niños se les da la oportunidad de entrar. Una película cuyo mensaje sobre la importancia de la unión familiar no ha pasado de moda. Destaca la interpretación de Gene Wilder interpretando al excéntrico chocolatero del título y de los oompa-loompa.

En 1990, Nicolas Roeg dirigió la película Las brujas, una divertida comedia  llena de humor negro en la que Roald Dahl nos invita a una convención anual de brujas disfrazadas de señoras comunes y corrientes, cuyo maquiavélico plan es convertir a todos los niños del mundo en ratones ¿Podrán el pequeño Luke y su abuela Helga impedirlo? Las Brujas cuenta con magníficos efectos especiales y la brillante actuación de Anjelica Huston como la bruja líder.

Walt Disney adaptó Jim y el durazno gigante en 1997. La cinta está orientada a los espectadores más pequeños pero también pueden disfrutarla los adultos. Se trata de una obra de animación dirigida por Henry Selnick, el mismo director de Coraline y El extraño mundo de Jack,  la cual relata las aventuras de un niño que obligado a vivir con sus dos tías, encuentra un escape introduciéndose en el gigantesco durazno que ha empezado a crecer en el jardín. Un mundo en donde no estará solo.
Matilda dirigida por Danny De Vito, es una película fresca y atípica ya que, da un giro a los tradicionales cuentos de hadas. Matilda es una niña inteligente y culta a diferencia de sus padres, un vendedor de autos estafador y una señora adicta al bingo que le prestan poca atención. Por si fuera poco, la malvada directora de la escuela se encargará de hacerle la vida difícil, hasta que Matilda descubra que posee poderes especiales.
En 2005 Tim Burton impregnó su estilo alucinante e ingenioso a Charlie y la fábrica de chocolate. Actualización del cuento de Roald Dahl, cuya principal diferencia respecto a la versión de 1971 radica en la atmósfera psicodélica y la imagen un tanto sombría y estrafalaria del Willy Wonka de Johnny Depp.
El fantástico Señor Zorro es una película en stop-motion (cuadro por cuadro), dirigida por Wes Anderson considerada una pequeña joya de la animación. Después de un robo fallido, el señor Zorro promete a su esposa dejar de robar gallinas y conseguir un empleo honrado. Sin embargo, el astuto personaje tiene preparado un último plan. El fantástico Señor Zorro es una fábula fiel del libro publicado por Roal Dahl en 1970. George Clooney, Meryl Streep y Bill Murray y otras estrellas prestan sus voces a los simpáticos personajes.

miércoles, 26 de diciembre de 2018

HEREDITARY (2018)


¡Por fin! Después de una espera que parecía interminable, llegó a mediados del 2018 a la pantalla grande, una película estadounidense de horror digna de comentarse, una bocanada de aire fresco para un género moribundo estancado en una lamentable crisis de originalidad que data de hace años. Y es que, salvo uno que otro intento fallido por rescatar las viejas fórmulas y trasladarlas al contexto moderno, lo demás alterna entre la copia desvergonzada del cine oriental y el desgastado remake, reboot, secuela, precuela y spin off, que por lo menos a su servidor, ya lo aburren hasta el cansancio.

La premisa de Hereditary (a.k.a. El legado del diablo pésimo título en español), donde la muerte de la matriarca deriva en la reaparición/intensificación de los traumas de un miembro, mismos que a su vez destruyen la estructura familiar en su totalidad, inscribe al filme dirigido por Ari Aster en lo que podría denominarse un cine de horror doméstico.


Para Aster no hay mayor terror que aquel que se vive dentro del seno familiar ¿Qué hacer cuando el sitio donde en teoría deberíamos hallar resguardo y protección contra nuestros más profundos temores se ve convertido en un incontrolable infierno? 

No exenta de sucesos sobrenaturales enmarcados en una atmósfera malsana rebasando los límites de lo demencial, Hereditary evita los clichés y efectúa sutil homenaje -no plagio- a referentes como El bebé de Rosemary, The changeling y The Wickerman, estos dos últimos dirigidos al espectador más avezado en el genero.


Tal como en los títulos antes mencionados, una obra sostenida en la interpretación dramática por encima de los efectos especiales, precisa de un elenco solvente. En ese apartado, Gabriel Byrne hace un trabajo discreto pero suficientemente aceptable, Milly Shapiro apoyada por una perturbadora caracterización también resulta convincente; sin embargo, Alex Wolff extraído de una serie televisiva del canal Nickelodeon nos regala un par de momentos desastrosos de humor involuntario, que gracias al resultado en conjunto consiguen pasar casi desapercibidos. 


Y al final me permito mencionar a Toni Collette quien por justicia debería aparecer en todas las ternas a mejor actriz del año. Supera lo hecho en El sexto sentido, dejando en claro que se necesita ser mucho más que una scream queen para trastornar al público; su actuación es simplemente brillante.

Espero que Ari Aster y A24 Films nos hereden más producciones de ésta naturaleza.

sábado, 1 de septiembre de 2018

VERANO DEL 84 (2018)

En un suburbio como el de Halloween (1982), un chamaco que bien podría ser Bill Denbrough de IT (1990) advierte que hay que tener cuidado porque la persona menos pensada puede ser un asesino como se reveló hace muchos ayeres en Psicosis (1968). El puberto quien tiende a ver conspiraciones en todos lados cual si fuera Charlie Brewster de Fright Night (1985) intenta convencer a sus amigos que podrían ser Los goonies (1985) o el cuarteto de Cuenta Conmigo (1986) de que el responsable de una serie de desapariciones es el policía del pueblo, vecino del protagonista, a quien se dedican a espiar desde una ventana con binoculares en mano,  para luego incluso aprovechar su ausencia y meterse en su casa, igual que en La ventana indiscreta (1954).


Dicho lo anterior, me atrevo entonces a cuestionar la originalidad de Verano del 84. Lugares comunes, personajes estereotipados (el gordito ni de milagro pasa por adolescente) y una atmosfera ochentera que se cuelga de la popularidad del programa de televisión Strangers Things. El cine de referencias no es malo, siempre y cuando no sean esas referencias la parte medular de una película como es el caso. Verano del 84 pretende ser un thriller adolescente que remite a las producciones spielbergianas, recurso tan en boga en la actualidad, por lo tanto no es una propuesta fresca y mucho menos novedosa. 


Producción canadiense situada en los Estados Unidos (hasta con eso), que relata la mil veces reelaboración del vecino sospechoso-asesino, magistralmente abordada por Hitchcock y basada en el cuento Asesinato desde una pespectiva fija de Cornel Woolrich. Guión que, no hace mucho fue motivo de una querella cuando Spielberg, productor Disturbia,  fue demandado por emplear sin permiso la novela en que se basa La ventana indiscreta. Por tanto, Verano del 84 vendría a ser el plagio del plagio, lo curioso es que entre La ventana indiscreta y Disturbia existen más de cincuenta años de diferencia, mientras que, a ésta última y Verano apenas las separan poco más de una década.




Con más razón me sorprende ver que IMDB le ponga una alta puntuación y que un séquito de críticos y público alaben el cúmulo de clichés: el cuarteto pedaleando la bici por la calle, la llamada por walkie-talkie (antes teléfono) para avisar que el vecino va llegando, el voyeurista sorprendido infraganti, la impotencia del testigo porque no le creen, el malo buena gente, etc, etc. 

Escenas tan vistas y hechos irremediablemente predecibles, causantes del sopor de un verdadero cinéfilo, sin importar la opinión de Sitges, Sundance o cualquier otro festival donde se haya presentado. 


Verano del 84 -quitando el factor nostalgia- quizá funcione con niños de diez años, sin subestimar a los que pese a su corta edad tienen un bagaje cinematográfico importante o adultos que en su vida hayan visto una película de horror, bueno, y eso de "horror" es un decir, porque los sobresaltos brillan por su ausencia y a falta de algo extra que contar y con la intención de hacer tiempo, se incluye a una niñera responsable de los sueños humedos de los chamacos calenturientos que como versa el dicho "nada más les prende el boiler pero no se mete a bañar". Relación entre rubiecita mayor de shorts diminutos y escuincle virginal también de pantalón corto pero ñoño que tampoco termina por convencer, en fin, allá el director Francois Simard y sus chairas mentales juveniles.


 Bien por la recreación de la época que, tampoco es la gran cosa, vamos no estamos hablando de Barry Lyndon o Los intocables; vestuario sacado de un outlet retro de Adidas, rolas de Bananarama, el guiño-homenaje "Estás viendo al próximo Spielberg" seguramente celebrado en el cine por la risita boba de un Geek; bonita paleta de color y unos protagonistas que cumplen pero les falta eso que sí tiene el Club de los perdedores de IT.

1984 nos regaló películas icónicas llenas de escenas grandiosas que se quedaron grabadas en la memoria del inconciente colectivo. Seguramente para diciembre, habré olvidado que vi esto el verano pasado.

domingo, 8 de julio de 2018

DICK SMITH, MAQUILLISTA


El fallecido artista Dick Smith labró una exitosa carrera en la meca del cine a lo largo de seis décadas. En dos ocasiones fue homenajeado por la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas. Fue merecedor del Premio Oscar, el BAFTA y nominado frecuente de la Academia de Ciencia Ficción, Fantasía y Horror de Estados Unidos.

Inexplicablemente no se le otorgó el premio de Mejor Maquillaje por El Padrino, película en donde avejentó notoriamente a Marlon Brando, hazaña que consiguió nuevamente cuando transformó al actor sueco Max Von Sydow de 43 años en el sacerdote septuagenario de El exorcista.

He aquí una muestra de su maestría.
 
El Exorcista (1977)

El Exorcista (1977)

El Exorcista (1977)

 El sentinela (1977)


 El sentinela (1977)

Estados alterados (1980)

 Estados alterados (1980)

Scanners (1981)

Ghost Story (1981)

El ansia (1983)
--------------------------------
blog cinefantastico te invita a seguir lo mejor del cine mundial visitando
 

martes, 3 de julio de 2018

KAZUHIRO TSUJI, MAQUILLISTA


Kazuhiro Tsuji no solo es un sobresaliente escultor hiperrealista, también es un maquillista que a lo largo de 25 años desbordó talento en la industria cinematográfica Hollywoodense, sobre todo en producciones de fantasía, terror y ciencia ficción. Además de ser profesor en el Yoyogi Animation Institute, fundó una de las primeras compañías de maquillaje para efectos especiales en su natal Japón. En 1996 con el patrocinio de Rick Baker trabajó en Men in black bajo la dirección de Barry Sonnenfeld. Posteriormente participó en películas como Batman y Robin, Mighty Joe Young, El Grinch, El planeta de los simios, Blade 3, Norbit y El curioso caso de Benjamin Button, entre otras. Ha sido nominado a más de veinte premios internacionales. En 2017 ganó el Oscar a Mejor Maquillaje por la cinta Darkest hour.

Comparto algunas de sus tantas creaciones.

 El planeta de los simios (2001)

El planeta de los simios (2001)


 El curioso caso de Benjamin Button (2008)


El aro 2 (2005)

El aro 2 (2005)

El Grinch (2000)

Men in black (1997)

Men in black (1997)

 El origen del planeta de los simios (2011)