Bienvenidos a Cinefantástico

Películas de Fantasía, Ciencia Ficción y Horror

Solo los amantes sobreviven

La depresión del vampiro

Mike Elizalde

Talento orgullosamente mexicano

sábado, 1 de septiembre de 2018

VERANO DEL 84 (2018)

En un suburbio como el de Halloween (1982), un chamaco que bien podría ser Bill Denbrough de IT (1990) advierte que hay que tener cuidado porque la persona menos pensada puede ser un asesino como se reveló hace muchos ayeres en Psicosis (1968). El puberto quien tiende a ver conspiraciones en todos lados cual si fuera Charlie Brewster de Fright Night (1985) intenta convencer a sus amigos que podrían ser Los goonies (1985) o el cuarteto de Cuenta Conmigo (1986) de que el responsable de una serie de desapariciones es el policía del pueblo, vecino del protagonista, a quien se dedican a espiar desde una ventana con binoculares en mano,  para luego incluso aprovechar su ausencia y meterse en su casa, igual que en La ventana indiscreta (1954).


Dicho lo anterior, me atrevo entonces a cuestionar la originalidad de Verano del 84. Lugares comunes, personajes estereotipados (el gordito ni de milagro pasa por adolescente) y una atmosfera ochentera que se cuelga de la popularidad del programa de televisión Strangers Things. El cine de referencias no es malo, siempre y cuando no sean esas referencias la parte medular de una película como es el caso. Verano del 84 pretende ser un thriller adolescente que remite a las producciones spielbergianas, recurso tan en boga en la actualidad, por lo tanto no es una propuesta fresca y mucho menos novedosa. 


Producción canadiense situada en los Estados Unidos (hasta con eso), que relata la mil veces reelaboración del vecino sospechoso-asesino, magistralmente abordada por Hitchcock y basada en el cuento Asesinato desde una pespectiva fija de Cornel Woolrich. Guión que, no hace mucho fue motivo de una querella cuando Spielberg, productor Disturbia,  fue demandado por emplear sin permiso la novela en que se basa La ventana indiscreta. Por tanto, Verano del 84 vendría a ser el plagio del plagio, lo curioso es que entre La ventana indiscreta y Disturbia existen más de cincuenta años de diferencia, mientras que, a ésta última y Verano apenas las separan poco más de una década.




Con más razón me sorprende ver que IMDB le ponga una alta puntuación y que un séquito de críticos y público alaben el cúmulo de clichés: el cuarteto pedaleando la bici por la calle, la llamada por walkie-talkie (antes teléfono) para avisar que el vecino va llegando, el voyeurista sorprendido infraganti, la impotencia del testigo porque no le creen, el malo buena gente, etc, etc. 

Escenas tan vistas y hechos irremediablemente predecibles, causantes del sopor de un verdadero cinéfilo, sin importar la opinión de Sitges, Sundance o cualquier otro festival donde se haya presentado. 


Verano del 84 -quitando el factor nostalgia- quizá funcione con niños de diez años, sin subestimar a los que pese a su corta edad tienen un bagaje cinematográfico importante o adultos que en su vida hayan visto una película de horror, bueno, y eso de "horror" es un decir, porque los sobresaltos brillan por su ausencia y a falta de algo extra que contar y con la intención de hacer tiempo, se incluye a una niñera responsable de los sueños humedos de los chamacos calenturientos que como versa el dicho "nada más les prende el boiler pero no se mete a bañar". Relación entre rubiecita mayor de shorts diminutos y escuincle virginal también de pantalón corto pero ñoño que tampoco termina por convencer, en fin, allá el director Francois Simard y sus chairas mentales juveniles.


 Bien por la recreación de la época que, tampoco es la gran cosa, vamos no estamos hablando de Barry Lyndon o Los intocables; vestuario sacado de un outlet retro de Adidas, rolas de Bananarama, el guiño-homenaje "Estás viendo al próximo Spielberg" seguramente celebrado en el cine por la risita boba de un Geek; bonita paleta de color y unos protagonistas que cumplen pero les falta eso que sí tiene el Club de los perdedores de IT.

1984 nos regaló películas icónicas llenas de escenas grandiosas que se quedaron grabadas en la memoria del inconciente colectivo. Seguramente para diciembre, habré olvidado que vi esto el verano pasado.

domingo, 8 de julio de 2018

DICK SMITH, MAQUILLISTA


El fallecido artista Dick Smith labró una exitosa carrera en la meca del cine a lo largo de seis décadas. En dos ocasiones fue homenajeado por la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas. Fue merecedor del Premio Oscar, el BAFTA y nominado frecuente de la Academia de Ciencia Ficción, Fantasía y Horror de Estados Unidos.

Inexplicablemente no se le otorgó el premio de Mejor Maquillaje por El Padrino, película en donde avejentó notoriamente a Marlon Brando, hazaña que consiguió nuevamente cuando transformó al actor sueco Max Von Sydow de 43 años en el sacerdote septuagenario de El exorcista.

He aquí una muestra de su maestría.
 
El Exorcista (1977)

El Exorcista (1977)

El Exorcista (1977)

 El sentinela (1977)


 El sentinela (1977)

Estados alterados (1980)

 Estados alterados (1980)

Scanners (1981)

Ghost Story (1981)

El ansia (1983)
--------------------------------
blog cinefantastico te invita a seguir lo mejor del cine mundial visitando
 

martes, 3 de julio de 2018

KAZUHIRO TSUJI, MAQUILLISTA


Kazuhiro Tsuji no solo es un sobresaliente escultor hiperrealista, también es un maquillista que a lo largo de 25 años desbordó talento en la industria cinematográfica Hollywoodense, sobre todo en producciones de fantasía, terror y ciencia ficción. Además de ser profesor en el Yoyogi Animation Institute, fundó una de las primeras compañías de maquillaje para efectos especiales en su natal Japón. En 1996 con el patrocinio de Rick Baker trabajó en Men in black bajo la dirección de Barry Sonnenfeld. Posteriormente participó en películas como Batman y Robin, Mighty Joe Young, El Grinch, El planeta de los simios, Blade 3, Norbit y El curioso caso de Benjamin Button, entre otras. Ha sido nominado a más de veinte premios internacionales. En 2017 ganó el Oscar a Mejor Maquillaje por la cinta Darkest hour.

Comparto algunas de sus tantas creaciones.

 El planeta de los simios (2001)

El planeta de los simios (2001)


 El curioso caso de Benjamin Button (2008)


El aro 2 (2005)

El aro 2 (2005)

El Grinch (2000)

Men in black (1997)

Men in black (1997)

 El origen del planeta de los simios (2011)

viernes, 30 de marzo de 2018

JAMES CLYNE, DISEÑADOR DE ARTE

James Clyne es un artista conceptual estadounidense quien se desempeña como director de arte en la meca del cine desde finales del siglo pasado. Estudiante de bellas artes en la Universidad de California, Santa Barbara, es especialista en fotografía y pintura al óleo. Antes de trabajar en Hollywood desarrolló personajes para videojuegos; posteriormente tuvo la oportunidad de colaborar con estudios como Universal, Warner Brothers y Sony, entre otros. En la actualidad lidera el departamento de diseño artístico en Industrial Light & Magic.

He aquí una muestra de su trabajo.

Avatar

 Avatar


 Cowboys contra Aliens


 El juego de Ender



Star Wars: The last Jedi

Oblivion

 Star Trek

 Star Trek into darkness

Star Trek into darkness

Star Trek

Star Trek


Star Wars: The force awakens

Tomorrowland

lunes, 5 de marzo de 2018

DOUBLE NEGATIVE (DNG) VISUAL EFFECTS



La película Blade Runner 2049 recibió el premio BAFTA por Mejores Efectos Visuales, haciéndose acreedora a la estatuilla Oscar en la misma categoría. Los responsables de generar la vistosa urbe futurista son las mentes creativas de Double Negative (DNEG) una de las mejores empresas de efectos especiales del mundo fundada en 1998.

Double Negative cuenta con estudios en sitios como Londres, Montreal y Vancouver y, su nomina asciende a más de 2500 personas. Para DNEG ganar premios en distintas competiciones se ha vuelto una tradición gracias a cintas como El origen , Interestelar, Dunkirk y Ex machina. Los fans de las películas de superhéroes pueden admirar su trabajo en Wonder Woman, Thor: RagnarokJustice League y proximamente Deadpool 2, entre otras.

Comparto una pequeña muestra de su gran talento.