Bienvenidos a Cinefantástico

Películas de Fantasía, Ciencia Ficción y Horror

Solo los amantes sobreviven

La depresión del vampiro

Mike Elizalde

Talento orgullosamente mexicano

domingo, 31 de mayo de 2015

SANTO Y BLUE DEMON EN EL MUNDO DE LOS MUERTOS (1970)

Título que inevitablemente remite a cualquiera de las películas de George A. Romero acerca de muertos vivientes, donde si bien aparecen algunos zombies deplorables, en realidad va de otra cosa ¡Y qué cosa Dios mío! Juro que André Breton, Luis Buñuel, Salvador Dalí y un William Burroughs con doble dosis de morfina y ahogado en alcohol, no hubieran conseguido crear juntos una trama tan surrealista, delirante y descabellada.

Al inicio de la película en el contexto del México colonial,  uno de los ancestros de El Santo, ataviado con sus tradicionales mallas plateadas pero armado con florete, cual si fuera una parodia del Don Juan Tenorio de José Zorrilla, combate a la demoníaca bruja Doña Damiana (Pilar Pellicer). Como sus esbirros le son de poca ayuda, la susodicha invoca al mismísimo Belcebú para que le envíe a un aliado que esté al nivel del ídolo de los encordados, ese socio resulta ser "el manotas" Blue Demon. Nótese el supuesto ingenio del guionista Rafael García Travesi, para aprovechar el mote del demonio azul, quien, como en muchas otras ocasiones queda relegado a hacer el papel de un achichincle sin importancia. Primera mitad que parece interminable hasta que la bruja vencida por El Santo (católico y apostólico), lanza una maldición a éste y a todos los descendientes de los responsables de chamuscar a su secta satánica. Curioso caso el del padrecito (Guillermo Álvarez Bianchi) en quien también cae esa maldición. Por lo menos, mojigatos no eran.



Segunda mitad donde la brujería, las posesiones diabólicas y las citas religiosas del padre ultra-conservador, se mezclan con las obligadas luchas de dos a tres caídas sin límite de tiempo metidas a la de a fuerzas. 

Cinta accidentalmente dadaísta, que recuerda esos experimentos que consistían en recortar frases inconexas de una publicación, para luego unirlas y "ver que sale". Escenas oníricas (la pesadilla de quien cenó demasiado), en las que por obra y gracia del director Gilberto Martínez Solares, Santo el enmascarado de plata desciende a los infiernos dantescos, vil robo de un documental sobre la erupción de un volcán. Mención aparte, la inserción de una escena real en la que los espectadores somos testigos de una operación a corazón abierto. Así es, el paciente que se presume se trata de El Santo, es abierto por la mitad en momento gore impactante/repulsivo/sorprendente, que quita el aliento, para luego provocar la risotada cuando el luchador sale del hospital como si nada.



Coreografías luchísticas de risa loca en escenarios de cartón-piedra, "musicalizadas" por el increíblemente multi requerido Gustavo Carrión y sus deplorables arreglos (percusiones que no vienen al caso y lamentos de ultratumba que no asustan pero cómo fastidian). 

Solo para amantes del cine bizarro.

"De ninguna manera volveré a ver una película de El Santo, no soporto ver algo más surrealista que mis pinturas"

Salvador Dalí 
(No lo dijo, pero seguro lo pensó).
-------------------------------------------------------------------------------
BlogCinefantástico agradece el patrocinio de Películas de Terror.

domingo, 24 de mayo de 2015

AVENGERS: LA ERA DE ULTRÓN (2015)

Tras lo que me pareció una larga espera, por fin tuve la oportunidad de ver la que en mi humilde opinión, es la película más entretenida de los vengadores contando las cintas en donde cada uno aparece por separado. Avengers: La era de Ultrón es la quintaescencia del cine palomero, dos horas de acción interminable, un espectáculo visual de altas escalas, con una clara intención: complacer a la audiencia al 100%.

Complaciente, porque para empezar, pone en charola de plata para beneplácito de las damas, un buffete de galanes musculosos (Chris Evans, Robert Downey Jr., Chris Hemsworth, etc). Mientras que a los amantes de la belleza femenina nos basta y sobra con la cachondería que destila en cada acrobacia, la rubia -aquí pelirroja- Scarlett Johansson.


Complaciente, porque hace uso de todos los medios digitales disponibles para crear una destrucción de proporciones apocalípticas, tal cual lo hemos visto infinidad de veces en los comics originales. Maravillosa esa recreación de Hulk escalando edificios que se derrumban a medida que va subiendo (me hace olvidar a aquel risible Lou Ferrigno que solo cargaba refrigeradores).


Complaciente, porque recurre al humor sano que hace de la cinta un producto digerible para niños, adolescentes y adultos, fin que por obvias razones conviene a la productora. De acuerdo, los que nos quejábamos de que la personalidad de los superhéroes fue alterada para quitarles algo de seriedad, ya entendimos que es una cuestión de mercadotecnia. Aquí entre nos, no termina por gustarme ver a Capitán América y a Thor con actitud de Mirrey en antro fresón. Pero en fin, así las tendencias.


Complaciente, porque - y está parte creo que fue perfectamente pensada - cumple el sueño guajiro de los miles de geeks y nerds admiradores del comic, de ligarse a la Viuda Negra, quien teniendo a su disposición a por lo menos tres carilindos fortachones, se decanta por el tímido Dr. Banner, al reconocer que cerebro mata carita, gesto que hace suspirar e ilusionarse a más de uno.

Y finalmente, complaciente porque cumple con lo esperado. ¿Una gran historia? En absoluto ¿Profundidad en el desarrollo de los personajes? Tampoco. ¿Un aporte destacado al subgénero? Menos. Pero sinceramente, ¿A quién le importa? Si lo que se desea, es poner la neurona a descansar y disfrutar la función acompañado de un vasote de refresco y unas palomitas.

------------------------------
BlogCinefántastico agradece el patrocinio de Películas de Terror.

sábado, 16 de mayo de 2015

THE BABADOOK (2014)


Con más de una treintena de premios recibidos y los comentarios favorables de figuras como Wes Craven y Stephen King, The Babadook es una película australiana que cuenta la historia de Amelia (una extraordinaria Essie Davies) y Samuel (un correcto Noah Wiseman), madre e hijo que parecen confinados a padecer un eterno dolor. La mujer incapaz de superar la muerte de su esposo en un trágico accidente, y el niño con severos problemas de conducta, que se agravan con la presunta presencia de un monstruo salido de las páginas de un extraño libro... el cual dista mucho, de ser infantil.

Ya se ha vuelto una costumbre que los realizadores debuten en el espectro cinematográfico con una obra del socorrido género de horror, tal es el caso de la también actriz Jennifer Kent, quien, se adentra en la psique de dos personajes tan desquiciantes como retorcidos, encargados de recordarnos que los peores miedos no vienen del exterior, sino que se encuentran en el interior de nosotros mismos. Lejos de lo que pudiera pensarse, Kent se aleja de los tópicos de casas embrujadas y posesiones diabólicas para sumergirnos en una trama que, más allá de ser terrorífica, termina por agobiar y aturdir al espectador (en el mejor de los sentidos). Para ello se vale de una atinada dirección, que guardando las distancias, se ve influenciada por la mano de expertos creadores de ambientes enfermizos como Roman Polanski y David Lynch. En otras palabras y pese a algunos momentos sobrenaturales, The Babadook es un thriller psicológico, lo que aclaro porque el trailer deja entrever que el asunto va en la línea de cintas como Boogey man (2005) o Mente siniestra (2005) y no, no es por ahí la cosa o por lo menos, no como nos lo han contado cientos de veces. 

Ni siquiera es la figura de ese ser llamado Babadook -que por cierto me recuerda mucho a un personaje interpretado por Lon Chaneyquien nos brinda los momentos más angustiantes, tampoco son las paredes que se desquebrajan, ni el dichoso libro con ilustraciones macabras. Lo que en verdad aterroriza, es la relación que se va tornando más enfermiza e insostenible entre la madre y el hijo. Acaso si la tristeza y la felicidad son sentimientos que se contagian y se comparten ¿Lo mismo sucede con la locura? 

Al final, la cinta no deja cabos sueltos, pero si algunas reflexiones sobre la demencia como consecuencia del rechazo social, la destrucción del vínculo familiar y la incapacidad de sobreponerse a una pérdida irreparable.

Buena opera prima. Les suplico NO se haga una secuela.

sábado, 2 de mayo de 2015

LA CASA DEL FIN DE LOS TIEMPOS (2013)


Una mujer regresa a casa después de cumplir una condena de 30 años por haber asesinado a su esposo e hijo. Pero el recuerdo del crimen viene acompañado de otros más, relacionados con una serie de sucesos sobrenaturales cuya explicación se encuentra entre las paredes de la vieja casa.

Anunciada como la primera película venezolana de horror y ganadora del Screamfest 2014 al mejor director, La Casa en el final de los tiempos, es una muestra de lo que puede conseguirse con un presupuesto modesto, un guión inteligente del que entre menos se sepa es mejor y una equilibrada dosis de suspenso y drama, pero no del drama lacrimogeno y telenovelero, sino del que conmueve y ayuda a que el interés aumente conforme avanza la trama.


Un cuento de fantasmas que, por el título puede hacer pensar al espectador que se trata de una adaptación de la novela La casa en el confín de la tierra de William Hodgson; no es el caso aunque, coincidentemente hace unas semanas leí esa obra y ambas guardan algunas similitudes, pero en fin, ya sabemos que no hay nada nuevo bajo el sol.  Ojo, cabe advertir que si los primeros diez minutos no son suficientes para atrapar su interés o peor aún, les dejan la sensación de que ya conocen la historia de memoria, se está ante un error, porque es a partir de ese momento cuando inician los misterios y las interrogantes, con su respectiva cuota de sustos, claro. Vale la pena ser paciente.


De cualquier manera, y aunque la película del director debutante Alejandro Hidalgo no puede evitar por momentos traer a nuestra memoria otros ejemplos recientes del mismo género como El orfanato (2007) y El sexto sentido (1999), la cinta destaca por méritos propios, ya que como bien ha mencionado Hidalgo "Ya sabemos como reaccionan los personajes en las películas gringas, ahora hay que ver cómo lo harían los venezolanos". Atinado comentario y con el que coincido totalmente, ya que se nos ofrece la perspectiva de una familia latinoamericana, olvídense de la pareja e hijos modelos que parecen sacados de un catálogo de ropa. Tenemos a una madre de aspecto descuidado que está entregada al cuidado de los hijos, misma a quien, cuando la historia se traslada al presente, vemos como una anciana decrépita, gracias a un buen trabajo de maquillaje, ya que he podido constatar que la actriz Ruddy Rodríguez, no está nada despreciable. El padre por su parte, es un tipo del montón, que como cualquier otro ha decaído en su estado de ánimo por la falta de empleo, lo que a su vez repercute en su matrimonio. La familia la completan los hijos, dos chavales a quien hay que agradecer lo mesurado de sus actuaciones y la naturalidad frente a la cámara (el punto débil de muchas producciones que incluyen niños).

En el aspecto técnico es donde la película encuentra la clave de su éxito, es notorio que Hidalgo se tomó en serio la realización, dándose a la tarea de planear con exactitud las tomas, los planos, la iluminación, la fotografía, la música y el sonido, consiguiendo al final por medio de una cuidada edición, embonar un rompecabezas al que no le faltan ni le sobran piezas. 

Confieso que antes de ver la película y ya pensando cómo iniciaría mi comentario sobre la misma en éste blog, venían a mi mente palabras como "intento", "tentativa", "ensayo", pero ahora opino que la opera prima de Alejandro Hidalgo, tiene el nivel para ser criticada con los mismos parámetros que cualquier otra película sin importar su nacionalidad. 

Con apenas 28 años de edad y un éxito en su primera incursión cinematográfica, creo que Hidalgo es alguien a quien vale la pena seguir los pasos.
--------------------------------------------------------------------
Blog Cinefantástico agradece el patrocinio de Películas de Terror.